Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.

Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Pulse el botón ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

6 trucos para mantener a raya los zapatos que quedan grandes

Curiosidades
31 Aug 2020, 12:28
6 trucos para mantener a raya los zapatos que quedan grandes

Existen trucos para los zapatos que quedan grandes, con ellos puedes seguir utilizando los zapatos día a día evitando las incómodas rozaduras. Tanto si te has equivocado de talla al comprarlos, como si se tratan de un regalo, aquí te damos las claves para esos zapatos que te quedan holgados.

6 trucos para sujetar los zapatos que te quedan grandes

No los usas tanto como quisieras, pero tampoco te deshaces de ellos porque, en el fondo, te gustan y combinan con muchas de tus prendas. Si unos zapatos te quedan grandes, toma nota de estos trucos caseros para que puedas utilizarlos normalmente sin que te hagan rozaduras.

Tiras de quita y pon de sujeción

Ahora que se acerca el buen tiempo, empezamos esta lista dándote un truco para esas sandalias que son un poco anchas y que no resultan todo lo cómodas que deberían.

Las tiras de quita y pon pueden ser de diferentes materiales, colores y formas; de manera que cumplan su función práctica sin dejar de ser un elemento decorativo de la sandalia. Funcionan de la siguiente forma:

  • Las tiras se encajan primero en el tacón del zapato

  • Posteriormente, los dos extremos de las tiras los enrollas por el tobillo y les haces un bonito lazo

Un punto de sujeción extra que tu pie agradecerá al caminar. Y si quieres que sean un elemento fijo en tu sandalia, consulta con tu zapatero.

Taloneras para evitar que se salgan al andar

Las taloneras se ponen en interior de los zapatos, justo en la zona posterior del talón. Con ellas se puede conseguir la reducción de una talla o talla y media. Notarás que tu pie se ajusta mucho mejor al zapato.

El material de las taloneras también influyen en la sujeción, pueden encontrarlas de:

  • Ante: resultan muy cómodas para esa zona del pie.

  • Gel: aportan un extra de comodidad al talón.

Estas tiras son adhesivas, por lo que puedes quitarlas y ponerlas a demanda pero te recomendamos que sólo las quites del zapato para cambiarlas cuando se vean muy usadas.

Las plantillas de toda la vida

Si optas por la utilización de plantillas en tu calzado harás que este disminuya una talla en su interior. Las puedes encontrar de varios materiales como:

  • Piel

  • Gel

  • Silicona

Existe todo un mundo en el ámbito de las plantillas, e incluso tienes la opción de comprar medias plantillas. Estas se pueden colocar en la parte delantera del zapato, tanto si quieres reducir tan solo media talla, como si el zapato tiene una puntera demasiado pronunciada. Si se trata de unos zapatos de tacón, también harán que tu pie repose de forma más cómoda.

Calcetines, en algunas épocas pueden salvarte

Siempre que el calzado y la época del año lo permita, optar por calcetines más gruesos de lo normal es una buena opción para usar un zapato grande. En invierno tus pies lo agradecerán.

  • Los de lana o algodón son los mejores para estos casos por ser más gorditos.

  • También puedes elegir los de media, mucho más finos pero muy en auge. Es tendencia combinarlos con algunos tipos de zapatos, ¡incluso con tacones!

Piensa en todas las posibilidades de comodidad que te ofrecen los calcetines o las medias, a la vez que eliges ir a la moda.

Retal de media en la puntera

En función de la forma del zapato, puede que tengas que optar por reducir su talla en la puntera y no en el talón. Opta por materiales que sean cómodos para los dedos de tu pie, como puede ser:

  • Un retal de media o de otra tela suave

  • Una esponja suave y acolchada

La idea es que los dedos de tu pie se retiren unos centímetros para atrás sin resultar dañados. El algodón suele ser el método más empleado, pero con el tiempo se endurece y puede hacerte daño en los dedos.

Visita a tu zapatero

Puede ser el zapatero el que te proporcione la solución definitiva. Puede fijar una plantilla completa o media plantilla al interior del zapato o hacer que una talonera esté siempre en su sitio. Posteriormente se forra el interior del zapato con una tela, el resultado será excelente y habrás conseguido tu propósito de poder calzar ese zapato grande.

Como ves, son muchos los trucos que existen para poder usar unos zapatos grandes sin que el pie se dañe o te resulte incómodo el calzado. Disponiendo de soluciones provisionales y otras definitivas, no tienes que dejar de usar ese par de zapatos con los que no acertaste en la talla.