Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.

Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Pulse el botón ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

Tipos de piel para zapatos: ¿en qué se diferencian?

Curiosidades
09 Dec 2020, 12:17
Tipos de piel para zapatos: ¿en qué se diferencian?

Es poco probable que te hayas parado a pensar cuántos tipos de piel para zapatos existen en el mercado, pero seguro que has tenido algún calzado en especial que te ha gustado por su comodidad o estética. La comodidad y otras cuestiones dependen en gran medida de la piel que se utiliza para la fabricación de zapatos, por lo que aprender algunas de sus características nos puede ser de mucha utilidad a la hora de comprarnos un nuevo par.

Clases de piel para los zapatos, ¿las conoces todas?

Como ya habrás visto, la piel del calzado no es solo cuestión de apariencia, y es que influye en muchos más aspectos de los que podamos pensar. Es por ello que existen determinadas variedades que pueden modificar tus zapatos, haciendo que la diferencia sea notable.

La resistente piel vacuna

La piel vacuna es una de las más resistentes para el calzado, y esto es debido a su grosor. Esto, unido a una buena transpiración, la convierte en ideal para aquel calzado de uso deportivo o de uso diario, ya que puede aguantar el ajetreo y el uso continuado.

  • Es tan resistente que se utiliza también para ciertas suelas.

  • Hay algún tipo dentro de esta piel, como el «box-calf», que se utilizan para la confección de zapatos más elegantes.

Piel de cordero, una de las más utilizadas

La piel de cordero es una de las pieles para zapatos por excelencia, y no solo para calzado, pues se utiliza también en prendas de vestir. Una de sus grandes ventajas es la resistencia a productos para tratarlos y darles un acabado más elegante.

  • Una de las características más particulares de este tipo de piel es, sin duda, su tacto suave, algo que la hace perfectamente reconocible.

El equilibrio de la piel de cerdo

Si existe una piel que supone el equilibrio entre todas las cualidades necesarias, esa es la de cerdo. Aun siendo la calidad un poco inferior a las de las demás pieles, la del cerdo cuenta con una resistencia importante sin dejar de ser suave. De la misma manera, aun siendo de peor calidad, la durabilidad sí que es muy buena.

La piel flexible del ciervo

La cualidad por excelencia de la piel de ciervo es, además de su suavidad, la facilidad que tiene para moldearse y adaptarse a la forma del pie, siendo esto una ventaja para aquellas personas que sufren de juanetes.

  • Es una piel muy resistente.

  • Esta piel es bastante delicada a la hora de ser limpiada y no acepta cualquier tipo de producto.

Piel de cabra, calidad asegurada

Si lo que buscas es una piel muy elegante, esa es la de cabra, que además es compacta y flexible, por lo que se utiliza en pieles finas de alta gama. Dentro de estas pieles puedes optar por el tafilete, más fina aún; o la dóngola, que es más brillante.

Tipos de piel para el interior de los zapatos

Tipos de piel para el forro o interior del calzado: ventajas y desventajas

Ya has visto la importancia de la piel para el calzado y, como podrás deducir, tiene la misma importancia el saber elegir la piel del forro. Y es que, a pesar de que no se ve, puede llegar a condicionar el uso de un calzado, tanto por la transpiración como por la comodidad, ya que es la capa que estará en contacto con la piel.

  • Forro vacuno. Cuestiones como la estética pasan a un segundo plano a la hora de elegir el forro, teniendo en cuenta cualidades más prácticas. El forro de piel vacuna ofrece una durabilidad mayor que alargará la vida de tus zapatos y su comodidad, ya que además es un material que ofrece transpiración, lo que ayuda a la sudoración de los pies en climas más cálidos.

  • Forro porcino. Por otro lado, la piel porcina para el forro es un clásico del que poco se puede decir. Sus condiciones hacen que sea un material que destaca por su formidable capacidad de adaptación, además de ser muy duradero, por lo que su uso se ha extendido.

Cabe destacar también que existe mucha gente a la que estos tipos de piel les puede causar varios tipos de problemas de salud, como, por ejemplo, a los alérgicos. Ante esto se está usando un tejido a base de microfibras que cumple la misma función, pero sin tener ningún riesgo para la salud.

La piel, como habrás podido comprobar, es un elemento muy importante a la hora de fabricar y elegir unos zapatos, tanto exteriormente como en el forro. Conociendo las cualidades de las diferentes pieles que hay en el mercado, puedes elegir el zapato ideal para cada ocasión, por estética, por comodidad, por resistencia o por flexibilidad, existen muchas cualidades que debes valorar para encontrar tu zapato perfecto.