Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.

Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Pulse el botón ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

Causas, consejos y soluciones a los talones agrietados

Mima tu pies
09 Oct 2020, 10:21
Causas, consejos y soluciones a los talones agrietados

Tener los talones agrietados no es solo un problema estético, sino también de salud: la piel es nuestra primera barrera de defensa contra los agentes externos. Sufrir esta dolencia es mucho más frecuente de lo que pensamos, ya que los talones se encuentran en continua fricción al andar y en verano los dejamos totalmente al aire.

Cuáles son las causas de los talones agrietados

En primer lugar, has de saber que la piel de los pies es diferente a la del resto del cuerpo. Se caracteriza por poseer un mayor grosor, pues está destinada a amortiguar el roce continuo. Sin embargo, suele tener poca hidratación, por lo que se agrieta y endurece con mayor facilidad.

  • Podemos definir este problema en los talones como una alteración de la capa dérmica que provoca el desgarro y la fractura del tejido.

  • La causa más común es la falta de hidratación, lo que deriva en una menor elasticidad.

  • Las grietas pueden llegar a ser dolorosas e incluso acabar sangrando.

Los síntomas más frecuentes

Según lo que te hemos explicado, los síntomas que más habitualmente se sufren como consecuencia de tener así los talones son:

  • Descamación en diversos grados.

  • Picor que puede llegar a ser muy molesto.

  • Enrojecimiento de la zona.

  • Piel rugosa y, según la afectación, aparición de grietas de mayor o menor gravedad.

Causas o factores que pueden derivar en talones agrietados

Es curioso el hecho de que podemos tener la piel seca en cualquier parte del cuerpo, pero es muy habitual que esta sequedad derive en grietas, mucho más que en otras zonas del cuerpo. ¿Qué hace que los talones se agrieten?

  • Posibles enfermedades, como, por ejemplo, la diabetes o problemas de circulación.

  • Algunos tratamientos farmacológicos (quimioterapia, diálisis, radioterapia...).

  • El tipo de calzado que llevamos es muy importante, dado que el pie es la zona que soporta más presión del cuerpo. La suela, la amortiguación y el uso continuado de sandalias descubiertas influyen en la sequedad de esta zona.

  • No tener una buena higiene e hidratación del pie. Los baños de agua caliente prolongados pueden deshidratar la zona. También pueden causar esto no eliminar los restos de cloro o sal tras los baños veraniegos en piscinas y playas o usar jabones demasiado agresivos con el ph de la piel.

  • No beber suficiente agua. Sobre todo si no tomas frutas y verduras, las cuales aportan vitaminas y minerales. Debido a esto, la piel puede envejecer anticipadamente.

  • El hecho de fumar también daña la epidermis de todo tu cuerpo, incluidos los talones. Llega menos oxígeno, sobre todo a zonas tan distales del organismo.

Solución talones agrietados

Pon solución a los talones agrietados con nuestros consejos

Debes poner solución a este problema ya que puede provocar alteraciones más graves, la piel agrietada es una vía de entrada de microorganismos. ¿Qué puedes hacer para evitarlo? Evidentemente, la mejor medicina es la prevención, aunque también hay tratamientos una vez que los talones ya sufren este problema.

Busca la ayuda de un especialista si los síntomas son graves

Si crees que tienes infección o sangras, acude a un especialista. Él te dará una guía de tratamiento que, en caso de infección seria, puede requerir de antibióticos o cremas especiales.

Usa un calzado adecuado

Sin que te oprima el talón o te baile en exceso, la amortiguación también es importante. No olvides que el calzado debe ser transpirable: si tu pie suda y la piel se expone a humedad continua, estará mucho más desprotegida.

Hidrata tu piel usando cremas específicas para mantener los talones saludables

Las cremas hidratantes de toda la vida son bastante efectivas. Aun así, te recomendamos usar productos específicos para este tipo de talones dañados.

  • Tras la ducha, puedes emplearlos en la zona para prevenir o tratar las durezas y grietas incipientes.

  • Para obtener un efecto más intenso, aplica la crema por la noche como una mascarilla y cubre los pies con un calcetín de algodón. A la mañana siguiente, tus talones se habrán regenerado.

Busca cremas que proporcionen gran hidratación ya que la piel de los talones es más gruesa. Apuesta por cremas hidratantes que incorporen, por ejemplo:

  • Dexpantenol y/o urea, ya que ambos elementos ayudan a mantener la integridad e hidratación.

  • Aceite de Monoi, aceites de almendras y/o glicerina. Hidratan y aportan esa capa lipídica que necesitan unos talones con grietas.

  • La parafina es otro producto que te puede ayudar a recuperar la hidratación y elasticidad de la piel. Úsala un par de veces a la semana y aplícala junto a aceite de coco.

  • La vaselina neutra, la típica que todos tenemos en casa, es muy eficaz para conseguir una mejora efectiva de las grietas. Aplícala durante la noche con los calcetines de algodón y tu piel amanecerá suave e hidratada.

Los talones agrietados son un trastorno bastante frecuente provocado por causas diversas, desde falta de hidratación, hasta otras enfermedades o tratamientos que te provoquen este efecto. Puedes combatir este problema adoptando medidas higiénicas, alimenticias y acudiendo al podólogo para realizarle cualquier consulta.