Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.

Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Pulse el botón ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

La curiosa historia de los tacones femeninos: desde su origen hasta la actualidad

Curiosidades
16 Oct 2020, 10:03
La curiosa historia de los tacones femeninos: desde su origen hasta la actualidad

Para conocer la historia de los tacones femeninos, debemos remontarnos en el tiempo hasta el Antiguo Egipto, donde encontramos los primeros ejemplares. En aquel entonces, su uso correspondía a motivos prácticos, pero el paso de los siglos les ha dado otro papel, el de accesorio y muchas veces el de objeto de lujo y deseo.

El origen de los tacones

Son varios los historiadores que coinciden en que el uso de los tacones como complemento habitual comenzó en el siglo XV, pero podemos encontrar algunas muestras siglos antes. Desde el Antiguo Egipto, pasando por el uso extendido en la corte francesa, hasta su uso habitual actual, he aquí un repaso por su evolución.

Del uso ecuestre de los tacones a la nobleza

Se dice que el zapato de tacón fue inventado por los egipcios hacia el 3.500 a.C, pero realmente, los egipcios no idearon un zapato de tacón como tal, ya que ellos incluyeron tacos a los zapatos para hacerlos igual de altos por delante y por detrás, más parecido a un zapato de plataforma como lo entendemos actualmente.

  • Eran utilizados únicamente por la nobleza, el pueblo caminaba descalzo.

  • También eran utilizados por los carniceros de la época.

En la Antigua Grecia, los actores de teatro utilizaban una especie de tacones, conocidos como “kothorni”. El tacón estaba hecho de corcho y al igual que los tacones egipcios, este taco de entre 8 y 10 centímetros se encontraba tanto en la parte delantera del zapato, como en la trasera.

  • Se utilizaba para diferenciar el estatus social de cada personaje en la obra. Cuanto más alto el tacón, más poder.

El origen más primitivo de los tacones altos, más o menos como hoy los conocemos, está en lo práctico que era su uso para montar a caballo. Así lo entendieron los persas en el siglo XVI.

  • Abbás I el Grande, sah de Persia, creó uno de los ejércitos más modernos y eficaces de la época. Dotó a sus jinetes de unos zapatos con tacón para tener un mejor agarre a los estribos del caballo y poder así luchar con mayor precisión y soltura.

  • En el mismo siglo, en Italia, Leonardo Da Vinci dejó constancia en sus cuadros de este hecho que comentamos. Algunas de sus obras muestran a hombres con zapatos de tacón para cabalgar.

Esto cambió cuando la realeza los puso de moda. El punto de inflexión ocurrió en la boda de Enrique II de Francia y Catalina de Médici, cuando ella apareció en público utilizando tacón. La tendencia se extendió como la pólvora entre hombres y mujeres y el oficio de zapatero entró en auge.

La corte francesa y el primer stiletto

La corte francesa del siglo XVII, con el rey Luis XIV (el Rey Sol) al frente, terminó de asentar el uso del tacón como una tendencia sin retorno. Y esto fue gracias a un zapatero, Nicolás Lestage, que ideó un zapato de tacón para el rey.

  • Recibieron el nombre de 'tacones pompadour' debido a la gran afición que la marquesa de Pompadour tenía por este tipo de zapato.

Llegó el siglo XVIII y el uso del tacón entre las mujeres era ya algo imparable. Surgieron los stilettos, otro de los imprescindibles en cualquier armario que se precie.

  • Este zapato de tacón de aguja debe su nombre a un comerciante y diseñador italiano Giacomo Pirandelli, barón de styletto, que ideó un tacón ideal para las espuelas de las monturas de los caballos. De nuevo, funcionalidad y estética se entremezclaban.

¿Por qué los hombres dejaron de utilizar tacones?

Los tacones eran un zapato que hombres y mujeres usaban indistintamente. Hoy en día, se hace raro que un hombre lleve tacones. Para conocer en qué momento se dió este cambio en la tendencia hay que ir hasta el siglo XVII.

  • El zapato de tacón era visto como un zapato unisex, pero poco a poco el tacón del zapato masculino empezó a ser más robusto, bajo y cuadrado. Por el contrario, el de la mujer comenzó a estilizarse, encontrando también más altura.

La Ilustración, el pensamiento racional y utilitario, también influyó en la moda. Fue entonces cuando la moda masculina abandonó todo aquello que era ornamental para centrarse en ropa más práctica.

  • Además de los zapatos de tacón, los hombres de cierto status utilizaban sin reparos joyas y colores brillantes de telas ostentosas. Esto cambió hacia ropas oscuras, más sencillas, y vinculadas al trabajo, como ocurrió con la aristocracia inglesa.

El zapato de tacón había abandonado para siempre el pie masculino, acentuando la diferencia entre sexos un poco más. Hacia el siglo XVIII, su uso por parte de los hombres estaba prácticamente exterminado y se entendía como un complemento femenino.

La evolución del zapato de tacón ha estado plagada de idas y venidas entre su uso práctico y funcional, y aquel meramente estético. Actualmente este complemento es indispensable en cualquier armario, además de considerarse casi obligatorio para ciertos eventos y looks. En la actualidad es una prenda puramente femenina y uno de los símbolos de la feminidad más fuertemente instalados en nuestra sociedad.