Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.

Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Pulse el botón ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

Cómo evitar los sabañones en los pies durante el invierno

Mima tu pies
03 Nov 2020, 10:58
Cómo evitar los sabañones en los pies durante el invierno

Si alguna vez has sufrido sabañones en los pies en invierno, sabrás lo que duelen. Por suerte, en la actualidad, gracias a la mejora de la ropa de abrigo y a las calefacciones, estas lesiones han disminuido en gran medida. Profundiza en sus causas y aplica las medidas específicas para prevenirlos esta temporada.

Qué son los sabañones y por qué aparecen

Aunque se ven mucho más en zonas de interior y en personas con alta sensibilidad al frío, la mayoría no saben por qué se producen. Los sabañones se definen como inflamaciones dolorosas de pequeños vasos sanguíneos en la piel que se producen cuando la zona está expuesta al frío.

  • También se les conoce como eritema pernio, y pueden provocar picazón, hinchazón, manchas rojas y ampollas. Pueden producirse tanto en las manos como en los pies.

  • Su principal síntoma es la aparición de áreas rojas pequeñas que pican en la piel.

  • También puedes presentar ampollas o úlceras en esas zonas; se hincha la piel, se siente una sensación de ardor y se pone roja o, incluso, puede que azul oscura.

¿Por qué ocurre de forma más habitual en los pies? La razón es porque en ellos la circulación sanguínea es mucho más débil que en el resto del cuerpo. Por ello debes cuidarlos especialmente, sobre todo si tienes alguna predisposición que te haga más sensible a sufrirlos.

Consejos para evitar los sabañones en los pies durante el invierno

Si eres de las personas que suelen sufrir este problema tan molesto en invierno, sigue las siguientes recomendaciones. Son sencillas, pero muy eficaces.

  • Debes utilizar ropa, calzado y calcetines aislantes del frío con el objetivo de reducir la posibilidad de sufrirlos. Lo recomendable es que uses calcetines de fibras naturales como el algodón para que tus pies transpiren. Tu calzado no debe apretarte, y si usas tacones, procura que sean anchos para tener mayor estabilidad.

  • Evita los contrastes excesivamente fuertes de calor y frío. Si dentro de las casas sueles estar frente a la estufa, el calefactor o utilizas bolsas de agua caliente en los pies e inmediatamente después sales a la calle, los pequeños vasos deben adaptarse rápidamente al cambio de temperatura y es cuando aparecen los sabañones. Evita esta situación todo lo posible.

  • Hidrata tus pies, masajéalos y mueve las piernas para activar la circulación. Si tu circulación es buena será más difícil que sufras sabañones.

  • Cuida tu dieta. La dieta puede influir en tener un mejor estado de tu piel y circulación. Debes tomar alimentos que contengan magnesio, calcio y vitaminas E, K y C.

  • Bebe agua con frecuencia. La deshidratación es una de las causas que favorece el enfriamiento en los pies.

  • Aplícate cremas cuyos componentes activos sean ácidos grasos y la vitamina F. Aplica estas cremas en las articulaciones, las zonas con varices, los pies y las manos ayudándote de un relajante masaje.

Si aparecen los primeros síntomas de sabañones, como puede ser un enrojecimiento de la zona, acude al podólogo. Es importante tratarlos a tiempo, de lo contrario no podrás evitar la inflamación crónica y el riesgo de infección.

Personas con mayor riesgo a sufrir sabañones en los pies

Algunas personas pueden padecer con mayor propensión los sabañones. Debes saber que hay ciertas características individuales que los propician para así estar alerta.

  • Las personas con problemas de circulación deben tener especial cuidado, porque es el factor principal para sufrirlos. Ten en cuenta que la mala circulación produce un estrechamiento de las arterias y venas. Si la sangre no llega a la planta del pie o a los dedos, la temperatura no puede subir y se enfrían en exceso.

  • Las personas con problemas neurológicos pueden desarrollar enfermedades que afectan a la conducción nerviosa. Esta genera una inadecuada sudoración que, al ser excesiva, enfría el pie.

  • Las personas con trabajos sedentarios o que tengan que estar demasiado tiempo en la misma posición, también tienen mayor riesgo. La circulación sanguínea se ve afectada y provoca los efectos ya descritos.

  • Las personas con bajo peso también suelen tener más propensión a padecer sabañones.

  • Los trastornos autoinmunes como el Lupus también pueden provocar este problema debido a que es una enfermedad del tejido conectivo. Otra enfermedad que se asocia a un mayor padecimiento de sabañones es el Síndrome de Reynaud, que consiste en que los vasos sanguíneos se estrechan cuando la persona siente frío o estrés.

Evita los sabañones en los pies siguiendo unos sencillos consejos. Ten cuenta que existen ciertas predisposiciones personales con las que se deben extremar las precauciones. Si sufres a menudo este problema, no dudes en consultar con un especialista para evitar problemas mayores.