Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.

Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Pulse el botón ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

Cómo evitar los pies hinchados en verano: tips infalibles

Mima tu pies
04 Sep 2020, 09:32
Cómo evitar los pies hinchados en verano: tips infalibles

Es bastante común tener los pies hinchados en verano y esto puede provocarnos ciertas molestias. Normalmente son las mujeres las que más sufren este problema y las causas pueden ser variadas, aunque existen algunos remedios que pueden ayudar a evitar la hinchazón o ayudar a disminuirla y que nos sintamos mejor.

Por qué se hinchan los pies en verano

Es habitual sentir los tobillos y los pies hinchados en las épocas de calor. La causa son las altas temperaturas y una mala circulación sanguínea. Los médicos lo llaman edema periférico y se trata de una acumulación de líquidos en la zona baja de tus piernas.

Es más frecuente sufrir este problema cuando se pasa demasiado tiempo de pie o sentado sin moverse. Si este problema es muy habitual, lo mejor es que consultes a tu médico. Las causas principales de los pies hinchados suelen ser:

  • Pasar muchas horas de pie. A causa del retorno venoso de tus piernas y al no moverte durante horas.

  • Cambio hormonales. Provocados por la menstruación, la menopausia o en el embarazo. Insuficiencia venosa. La insuficiencia venosa provoca que la sangre no retorne al corazón adecuadamente y queda estancada en los tobillos y pies. Esto es un problema del sistema circulatorio que se puede tratar.

  • Dieta poco equilibrada. El exceso de sal puede aumentar la retención de líquidos.

  • Sobrepeso u obesidad. Los pies y tobillos deben hacer mucho más esfuerzo para estar de pie o al andar y esto empeora tu circulación.

  • Diabetes. Las personas diabéticas pueden tener más facilidad para que sus pies se hinchen y sufrir infecciones en los mismos.

  • Linfoedema. Este problema podría causarte mala cicatrización de heridas, infecciones e hinchazón de pies. También puede ser síntoma de algún problema renal.

  • Lesiones o traumas. Puedes notar inflamación si te golpeas los tobillos o sufres algún esguince.

  • Calzado o calcetines inadecuados. Si utilizas calzado o calcetines que te aprieten empeorará el retorno venoso y los pies pueden hincharse.

  • Algunos medicamentos. Revisa con tu médico si tomas algún medicamento que empeore el retorno venoso o aumente la retención de líquidos.

  • El calor. El calor hace que las venas se dilaten, esto dificulta el retorno venoso y se produce la inflamación.

Trucos para evitar que se hinchen los pies en verano

Si la hinchazón de tus pies es eventual o ya has ido al médico y el edema no es debido a ninguna enfermedad, apunta estos trucos que te ayudarán a evitar que se te hinchen los pies y a bajar la inflamación.

Estando en casa

  • Utiliza un calzado cómodo que no apriete en ningún lado.

  • Mete tus pies en agua fría durante unos minutos para activar la circulación.

  • Pon las piernas en alto durante al menos 15 o 20 minutos a diario.

  • Cuando estés sentado mueve los tobillos en círculos hacia ambos lados y de arriba a abajo, así activarás la circulación.

  • Masajea tus pies y tobillos comenzando por los dedos de los pies hasta el tobillo. Puedes incluir geles frescos que te reportan bienestar durante el masaje disminuyendo la hinchazón.

Calzado y ropa para evitar la hinchazón

  • Utiliza calzado suficientemente ancho para que si se te hinchan los pies no te apriete.

  • Si llevas sandalias, procura que se puedan hacer más grandes con las hebillas.

  • No utilices calcetines que opriman la pierna ni el tobillo.

  • Evita pantalones demasiado ajustados de la cintura.

  • Aléjate de los pantalones muy ajustados, sobretodo los pitillos. Apuesta por pantalones sueltos.

Alimentación y ejercicio

  • Evita tomar sal en exceso o incluso puedes eliminarla: la sal aumenta la retención de líquidos.

  • Mantén una dieta equilibrada y saludable, que te ayude a mantener un peso adecuado.

  • Toma agua en suficiente cantidad: al menos dos litros al día.

  • Al menos tres o cuatro veces por semana es bueno andar, correr, montar en bicicleta. Sube escaleras, haz sentadillas…

  • Camina dentro del agua, tanto en el mar como en la piscina.

Si a pesar de estas indicaciones detectas que tu problema no mejora o que te afecta demasiado y aún no ha pasado por la consulta, acude a tu médico.

Los pies y piernas hinchados son una molestia que suele agudizarse en verano. Reduce los síntomas con los consejos que te proponemos. El ejercicio, la dieta y los cuidados son tus aliados contra la hinchazón de pies y tobillos, y recuerda acudir a tu médico de confianza si este problema persiste.