Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.

Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Pulse el botón ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

Conducir con tacones: trucos para ir cómoda y segura

Curiosidades
04 Feb 2021, 16:21
Conducir con tacones: trucos para ir cómoda y segura

Conducir con tacones es algo relativamente frecuente. Quizás lo hayas hecho más de una vez y no te hayas parado a pensar en las consecuencias legales, si es que existen. Para saber si puedes o no, hemos creado esta entrada. No dejes de leerla para ir cómoda y segura en tu vehículo.

¿Se puede conducir con tacones?

No existe una ley que te impida conducir con tacones, pero podrías acabar con una multa por llevarlos. La razón reside en las leyes, concretamente en el Reglamento General de Circulación. El artículo 18.1 recoge la obligación a los conductores de mantener su libertad de movimientos en el vehículo. Esto busca garantizar tu seguridad y la de tus acompañantes.

  • Los tacones podrían dificultarte el presionar los diferentes pedales o quedarse atascados si el tacón es muy largo.

  • En caso de accidente es posible que te hagas daño con ellos o en un momento de despiste. También puedes llegar a caer cuando salgas del vehículo.

Ten en cuenta que, en caso de que te paren las fuerzas de seguridad, podrías acabar con una multa. Si bien el artículo no habla estrictamente del peligro de llevar tacones, sí que pueden dificultar tus movimientos. Así que, en función de la interpretación del oficial, te pueden sancionar con una multa de hasta 100 euros.

Trucos para conducir con tacones

Pese a la posibilidad real de que acabes con una multa, puedes recurrir a algunos trucos para garantizar tu comodidad y seguridad. De esta forma, evitarás sufrir daños o causar un accidente.

Trucos conducir con tacones

Elige bien el tacón

El primer truco es muy sencillo. No todos los tacones resultan peligrosos en un vehículo. Los peores serán aquellos que te proporcionen mayor altura, ya que mantienen el pie rígido. Así, en caso de que tengas que realizar un movimiento brusco, las probabilidades de hacerte daño son bastante altas. Además, cabe la posibilidad que acabe atascado en la alfombrilla o en alguna parte de los pedales.

  • Los que tengan un tacón más bajo son la opción adecuada. Ten en cuenta que tendrás una movilidad mayor y que no llamarán tanto la atención en caso de que te paren las fuerzas del orden.

Escoge un buen grosor para el tacón

Cuanto mayor sea la anchura, más estabilidad tendrás para mover los pies. Esto es crucial para mantener la seguridad. No te costará tanto esfuerzo realizar acciones rápidas y podrás salir del vehículo sin llegar a tambalearte. Asimismo, tendrás un punto de apoyo con una superficie mayor que si llevaras unos tacones de aguja o similares.

Ten en cuenta la punta

Otro aspecto a tener en cuenta es la punta del tacón. Lo ideal es que esta no sea muy aguda, ya que te constriñe los dedos de los pies y te causará incomodidad. La dificultad de conducir aumenta cuando es puntiagudo:

  • Perderás precisión en los movimientos y podría quedarse enganchada en algunos salientes.

  • Junto a esto, una punta fina hace que sea más difícil mantener el pie en los pedales, algo que empeora si la suela es demasiado lisa.

Mantén una posición cómoda y relajada

Mantener una posición cómoda te ayudará a conducir mejor. Esta permite acceder a los pedales con la agilidad necesaria. El efecto aumenta si mantienes los pies relajados.

  • Una tensión excesiva podría causar movimientos torpes, casi como si fueras un robot. Por otra parte, con el tacón adecuado no te costará mantener una buena posición.

Conducir con tacones no entraña peligro si llevas unos tacones comedidos. Procura elegir el modelo que mayor comodidad te otorgue y evita posiciones que no te permitan conducir bien.