Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.

Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Pulse el botón ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

Cómo quitar el mal olor de las sandalias: consejos

Mima tu pies
10 Sep 2020, 12:06
Cómo quitar el mal olor de las sandalias: consejos

El mal olor de las sandalias en verano es un problema que puede causarnos incomodidades. Si buscas cómo quitar el mal olor de las sandalias de una forma fácil, rápida y efectiva, sigue nuestros consejos. Olvida el mal trago de sentir el olor.

Consejos para quitar el mal olor de las sandalias

El mal olor de las sandalias es causado tanto por el tipo de material del calzado como por el sudor de los pies. Ten en cuenta siempre que una buena higiene de los pies evitará una parte del problema. Además:

  • El exceso de sudor o las infecciones de hongos o bacterias, así como los restos de suciedad pueden agravar el problema.

  • Los niños y los deportistas suelen ser los que más olores dejan en sus sandalias y calzado deportivo. Veamos cómo atajarlo desde el principio con estos consejos.

Hemos reunido diferentes técnicas y trucos para combatir el mal olor en las sandalias. Escoge el truco que te resulte más útil.

Fácil y seguro: el bicarbonato de sodio

Es una sustancia que casi todos tenemos en el hogar. Es barato y absorbe olores como ningún otro producto. Solo tienes que espolvorearlo sobre las plantas y tirillas de tu calzado veraniego.

  • Déjalo actuar como mínimo 30 minutos. Aunque puedes dejarlo toda la noche, lo cual te asegura desodorizar al 100 % tus sandalias.

  • Después, elimínalo con un cepillo suave y un paño hasta que quede completamente libre de bicarbonato. El olor desaparece por completo.

Perfumadas y sin mal olor: utiliza suavizante para ropa

Si te gusta que, además de no tener mal olor, tus sandalias huelan bien, puedes impregnarlas de suavizante con el perfume que más te guste.

  • Mete las sandalias en una bolsa y la cierra durante 12 horas.

  • Acláralas con un paño húmedo y déjalas secar al sol.

  • El secado es muy importante, porque la humedad genera malos olores.

Al estilo tradicional: coloca plantillas antiolor

No todas las sandalias pueden admitir plantillas, pero si las tuyas o las de tus hijos sí, estas pueden ser de ayuda para combatir hongos y bacterias. Evitarás que huelan y también evitarás las infecciones típicas del pie.

El consejo de siempre: aplica polvos de talco

Utilízalo del mismo modo que el bicarbonato. El talco, además, es mejor para las sandalias de cuero, pues protege este material.

  • Los polvos de talco no requieren que los elimines con cepillo o paño.

  • El polvo de talco puedes usarlo también como desodorizante de tus pies. Aplícalo en tu piel después de lavarte: te aportará suavidad y neutralizará los malos olores.

  • Absorbe la humedad y aporta olor a limpio.

¡El frío congela el mal olor!

Una forma singular para eliminar los malos olores de tus sandalias consiste en meterlas en el congelador dentro de una bolsa hermética.

  • Déjalas toda la noche y a la mañana siguiente sácalas y sécalas con un secador o al sol. ¡Verás que el olor se ha quedado “congelado” y ya no huelen!

La clave para evitar el mal olor en las sandalias: la higiene

Los pies limpios y secos son la clave para evitar que el calzado tome malos olores.

  • Lávalos todos los días con agua y jabón.

  • Después, puedes aplicar polvos de talco o desodorante especial para pies.

  • También es bueno que añadas de vez en cuando bicarbonato sódico a las sandalias, aunque no huelan aún. Así previenes el mal olor.

De esta forma, vas a evitar los problemas de malos olores en tus pies y, por tanto, en tus sandalias.

Los trucos para eliminar el mal olor de las sandalias son sencillos y muy rápidos. Ahora no tienes excusa. Utiliza el truco que más te haya gustado, al ser sencillos, caseros y económicos, dispondrás de todo lo necesario en casa. Recuerda que la higiene es muy importante y el primer paso para acabar con los malos olores en verano.