Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.

Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Pulse el botón ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

Cómo limpiar los zapatos de charol: trucos fáciles

Cuida tus zapatos
26 May 2021, 00:00
Cómo limpiar los zapatos de charol: trucos fáciles

Si te preguntas cómo limpiar zapatos de charol adecuadamente cuando tus bonitos ejemplares han perdido el brillo que los caracteriza, sigue nuestros consejos. Conseguirás que duren toda la vida con el estado del primer día siguiendo algunos sencillos tips de limpieza y tratamiento de este material.

Así es como se deben limpiar los zapatos de charol

El polvo, las manchas o los arañazos son algunos de los culpables de que los zapatos de charol no luzcan como deben. Su característico brillo puede no ser el mismo al comienzo del día que al final de una larga jornada. Te desvelamos cómo tratarlos cuando llegas a casa para poder usarlos al día siguiente con su mejor aspecto.

Qué necesitas para limpiar los zapatos de charol

Para una adecuada limpieza de este material necesitarás algunos utensilios básicos, como en la limpieza de cualquier otro tipo de calzado. En concreto necesitarás los siguientes elementos:

  • Cepillo adecuado que te permita retirar el polvo que se acumule en su superficie. Puedes optar por un cepillo de dientes viejo de dureza media o suave, que te permitirá acceder a zonas con costuras o relieves. Puede que haya sido un día lluvioso y haya restos de barro en el brillante charol, así como cualquier resto de suciedad.

  • Paños de algodón. Para las manchas puedes optar por un paño de algodón ligeramente humedecido. Será el primer paso para que tus zapatos luzcan limpios.

  • Jabón neutro. Para limpiarlos en profundidad una vez que hemos retirado el polvo y el barro.

Rutina de limpieza de los zapatos de charol

Para que tus zapatos de charol esté siempre a punto, debes seguir esta rutina de limpieza. Así conseguirás mantener su brillo durante mucho tiempo.

  • 1. Retira el polvo superficial del material. Utiliza un cepillo de cerdas suaves para retirar el polvo superficial que se puede encontrar en el zapato después de un día ajetreado.

  • 2. Utiliza un paño de algodón humedecido para la limpieza a fondo.Retira el barro que haya podido quedar incrustado utilizando un paño húmedo. Frota la superficie del zapato con cuidado para no rayarla.

  • 3. Utiliza jabón neutro y otro paño de algodón para limpiarlos. Después de haber eliminado la suciedad más superficial, como el polvo y los restos de barro, procede a lavar el calzado con jabón neutro ayudándote de un paño de algodón. Frota el calzado sin hacer demasiada presión y dibujando círculos para eliminar toda la suciedad.

  • 4. Retira el jabón completamente. Si es necesario utiliza un tercer paño de algodón humedecido en agua para retirar el jabón en su totalidad.

  • 5. Seca en profundidad el calzado. Con un paño de algodón limpio, seca toda la superficie del zapato para que no queden marcas de agua. No lo dejes secar al aire o aparecerán manchas. No es necesario que frotes demasiado. Un frotado ligero permitirá que empiece a destacar su brillo, aunque será necesario un paso más para que el charol destaque como su naturaleza indica. Aunque no se trate de charol auténtico y sea sintético, estos trucos te servirán igualmente y darán resultado.

  • 6. Abrillanta el charol con un producto específico. Este producto lo podrás encontrar en supermercados y zapaterías. Te ayudarás de un paño limpio para aplicarlo sobre la superficie del zapato. Es importante que no queden restos de producto y que lo apliques uniformemente sobre todo el zapato.

El brillo de tu zapato de charol ya estará garantizado, pero si todavía quieres más, puedes recurrir a un truco casero. Se trata de aplicar una pequeña gota de aceite de oliva, limpiacristales o alguna crema hidratante sobre el charol. El brillo será mucho más intenso y hará que tu zapato destaque como se merece.

Tips para que los zapatos de charol duren toda la vida - Miss García

Tips para que los zapatos de charol duren toda la vida

Los zapatos de charol son tan bonitos como delicados, por eso su cuidado es esencial para que duren muchos años en las mejores condiciones. Aquí van unos tips para que puedas disfrutarlos con las diferentes tendencias que lleguen año tras año.

  • El charol no es buen amigo de la humedad. Evita ponerlos en días muy lluviosos. Si te ha sorprendido la lluvia o no puedes evitar llevarlos porque son el complemento perfecto para tu conjunto de ese día, procura secarlos de inmediato. Para eso puedes llevar un pequeño paño en el bolso que te permita evitarles esa humedad. De lo contrario podría aparecer moho en ellos.

  • Disminuye las grietas provocadas por el paso del tiempo y el uso. Suelen presentarse en las zonas donde el pie se dobla al caminar, por lo que son bastante comunes en el área del empeine. Para repararlas, utiliza aceite vegetal y aplícalo por toda la grieta con un paño limpio cuando el zapato se encuentre totalmente limpio.

  • Evita que se rocen con otros zapatos. Es por ello que te recomendamos que uses bolsas de plástico para protegerlos a la hora de guardarlos. Además, si eres una enamorada del calzado, puedes organizar los zapatos como una auténtica influencer y así estarán siempre cuidados y bien guardados.

  • Elimina las rozaduras que se producen al caminar. Tendrás que recurrir de nuevo a un truco casero: la goma de borrar eliminará esas rozaduras. En caso de que no desaparezcan y sean muy llamativas, el esmalte de uñas transparente puede ser un buen aliado si lo utilizas con mucho cuidado.

Siguiendo estos consejos, conseguirás tener unos zapatos de charol brillantes durante mucho tiempo. Recuerda que con bastante frecuencia debes limpiarlos a fondo para renovar su brillo natural tan característico.