Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.

Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Pulse el botón ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

Cómo limpiar el sudor de las sandalias: elimina las huellas

Cuida tus zapatos
25 Jun 2020, 14:18
Cómo limpiar el sudor de las sandalias: elimina las huellas

No te preocupes si tras utilizar un par de veces tus sandalias aparecen las temidas huellas de sudor. Es algo normal. Te mostramos cómo limpiar el sudor de las sandalias y así conseguirás que luzcan como nuevas.

Así es cómo debes limpiar el sudor de las sandalias

Te explicamos varias alternativas para eliminar las manchas de sudor de las sandalias. Así, puedes utilizar la técnica que quieras según los útiles que tengas disponibles en casa.

Antes de comenzar: elimina la suciedad más evidente

Sea cual sea el método que escojas, antes de quitar la mancha de la sandalia elimina la suciedad más gruesa. Para ello:

  • Puedes utilizar un cepillo de cerdas suaves.

  • Si te ayudas con agua, deberás dejar las sandalias secar antes de seguir.

  • Luego, retira con un paño el exceso de polvo.

  • También puedes utilizar un poco de agua en el paño, pero recuerda que debes dejar secar las sandalias sin exponerlas directamente al sol.

Recomendamos comenzar por el método menos agresivo, que es el jabón de manos, y si no funciona, probar uno de los otros.

Jabón líquido de manos

Si las manchas de sudor son recientes y no demasiado profundas, un sencillo paño, agua y jabón de manos pueden servirte para hacer desaparecer las manchas.

  • Solo tienes que frotar el paño con la solución sobre las manchas y verás que desaparecerán.

  • Si la mancha es más profunda, prueba a utilizar un cepillo de dientes viejo, como en el apartado anterior.

Con bicarbonato

El bicarbonato es un excelente blanqueador para muchas superficies que, a diferencia de la lejía, no las daña ni decolora. Actúa especialmente bien en las sandalias de goma.

  • Lava las sandalias con agua caliente. No necesitas nada más, simplemente pásalas en el fregadero bajo un chorro de agua caliente.

  • Después, espolvorea la superficie donde quieres eliminar la mancha con bicarbonato y déjalo actuar al menos 5 minutos.

  • A continuación, retíralo frotando la superficie con un cepillo de dientes viejo o cualquier cepillo similar y seguramente harás desaparecer las manchas.

  • Puedes hacer lo mismo con las suelas. Además, con el bicarbonato habrás eliminado los malos olores.

Si quieres reforzar el efecto del bicarbonato contra los malos olores en el zapato, mezcla el bicarbonato con un poco de agua salada hasta formar una pasta, aplícala y quítala con el cepillo de dientes de la misma manera que el bicarbonato solo.

Detergente para limpiar los platos

Cualquier producto que sirva para disolver la grasa, como también el amoníaco disuelto en agua o un quitagrasas serviría para limpiar las manchas de sudor en las suelas de los zapatos, pero hemos decidido optar por el detergente para limpiar la vajilla, ya que es menos agresivo, y también es efectivo y respetuoso con la piel.

  • Humedece un paño con agua y un poco de este detergente y aplícalo frotando sobre la mancha.

  • Verás cómo desaparece, sobre todo si son manchas recientes producidas por el uso diario.

  • Si la mancha se resiste o ya lleva un tiempo en las sandalias, prueba a utilizar el detergente con la parte más dura de una esponja salvauñas o a utilizar agua caliente para humedecerlo.

  • También puedes probar con el cepillo de dientes. Verás que así tienes más suerte.

Cómo limpiar las sandalias de cuero

El cuero merece un capítulo aparte, ya que se trata de un material muy delicado.

  • En primer lugar, deberás averiguar si se trata de cuero tratado o no. Para ello, deja resbalar una gota de agua sobre la parte de la sandalia que deseas limpiar.

  • Sin resbala, es cuero tratado, y podrás retirar la mancha con un algodón empapado con un poco de vinagre.

  • Si no es cuero tratado, puedes utilizar el truco mencionado del bicarbonato. Pero ten en cuenta que, con el cuero, el bicarbonato actúa de forma diferente: necesitará todo un día para hacer efecto.

  • Retíralo con un cepillo, igual que hemos explicado anteriormente.

  • Después coloca bolas de papel de periódico en la sandalia para que absorba la humedad antes de volvértelas a poner. Puede ser suficiente con dejarlas 10 minutos antes de ponérnoslas.

Ahora que ya sabes como limpiar el sudor de las sandalias, estrénalas sin miedo. Como has visto, se pueden eliminar las manchas de sudor de cualquier material de las sandalias, ¡así que no tengas miedo de ponerte tus modelos de sandalia favoritos por mucho calor que haga!