Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.

Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Pulse el botón ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.

Qué es la anchura del zapato: tipos y cómo medirla

Curiosidades
07 Jan 2021, 10:00
Qué es la anchura del zapato: tipos y cómo medirla

Elegir la anchura del zapato adecuada es fundamental. Estarás garantizando la comodidad al andar, ya que el calzado no te presionará. Esto es algo que todo el mundo debería tener en cuenta, pero que suele dejarse de lado. Para arrojar luz sobre el asunto, te explicamos cómo se mide la anchura y los diferentes tipos que hay.

Anchura del zapato: qué es y cuántos tipos hay

La anchura es la medida de lado a lado de un calzado, aunque no es tan simple como calcular la longitud. Para conseguirla, los zapateros toman en cuenta diferentes factores, en concreto: la circunferencia del antepié, del puente y el talón, así como su anchura. Esto es importante, ya que dos personas que utilicen un calzado de la misma longitud pueden necesitar un ancho diferente.

  • Algo así se debe a la morfología del pie de cada individuo.

  • Si tienes juanetes, vas a necesitar un ancho específico y lo mismo ocurriría en caso de que tus pies tengan tendencia a hincharse.

La escala de la anchura no está tan estandarizada como la longitud, por lo que se pueden apreciar diferencias entre unos fabricantes y otros. Pero no debes asustarte por esta circunstancia, las marcas y vendedores se adaptan a la mayoría de ellas. En concreto hay tres anchuras que los fabricantes suelen utilizar con asiduidad: anchura G, F y H.

Anchura G

Esta es la más común entre las personas. Sería un tipo caracterizado por ser el estándar, ni muy ancho ni muy estrecho. Los zapatos de esta anchura no comprimen los lados del empeine y permiten un movimiento fluido del pie. Eso si es el tipo adecuado para tu pie.

  • En caso de que pruebes un calzado con esta anchura y te siente bien, podrás estar de enhorabuena; no te costará encontrar otros modelos. Si te preguntas por la anchura, esta abarca de los 22,5 a los 26,3 centímetros.

Anchura F

La anchura F hace referencia a los calzados más estrechos. Se caracterizan por apretar en el empeine y están pensados para personas con unos pies no muy gruesos.

  • Sabrás que este no es tu tipo ideal en el caso de que tus pies sobresalgan por los laterales de la suela en exceso y te hagas daño. El ancho va desde los 22 a los 25,8 centímetros.

Anchura H

La anchura H serían los zapatos más anchos. Están pensados para aquellas personas que, por regla general, sienten presión en los pies con otros tipos de calzado. El metatarso suele decidir la anchura en este caso.

  • Con la anchura H encontrarás calzados con un ancho que va de los 23 a los 26,8 centímetros.

Cómo se mide la anchura del zapato

La forma en la que se calcula la anchura o volumen del pie determina la del propio calzado. El volumen de estas extremidades se mantiene constante, lo que simplifica las medidas. La anchura varía en función de la parte que estés midiendo. No dará el mismo resultado el talón que el metatarso o el tobillo. Sin embargo, hay una forma sencilla para que puedas saber cuál es la anchura de tus pies.

  • Moja un pie en agua y luego presiona sobre una hoja de papel. De esta forma, dejarás la marca de la planta y una hendidura, la cual te servirá para saber cuál es el ancho.

    • Si la hendidura se encuentra más o menos en el centro, el tipo de pie será el G, el estándar. Todo esto se debe al puente del pie, el cual es un indicador de la anchura que necesitarías.

    • Si la forma de tu pie es pequeña, eso quiere decir que tu puente es más alto que el estándar. Así, puede que este tipo de calzado te oprima el pie, por lo que necesitarás uno del grupo F.

    • Si el puente es bajo, estarás ante unos pies que requieren de un calzado ancho tipo H.

¿Qué se considera un ancho especial?

Más allá de los tipos mencionados, existen anchos especiales. Este es el caso de las letras J, K y M. Se trataría de calzados terapéuticos o destinados a personas con problemas ortopédicos. De esta forma, se cubren las necesidades en este aspecto, se garantiza la comodidad al caminar y, sobre todo, el ancho respetará el problema que esté sufriendo la persona.

  • En estos anchos especiales se incluiría el calzado destinado a personas con los pies planos, desvío del metatarso, pie zambo, cavo y otros problemas que requieren de soluciones específicas para garantizar tanto la comodidad como el bienestar de sus usuarios.

La anchura del zapato es fundamental para encontrar un buen calzado, en el cual tu pie entre sin problemas. Así, no sufrirás daños porque tu nuevo zapato es demasiado estrecho. Procura revisar en tu próxima compra este aspecto y no tendrás que ensancharlo para evitar hacerte daño. La comodidad es lo primero que debes buscar.